Putin: U.S. Killed Gaddafi / A propósito de la política exterior rusa

Share

Rusia no tiene la misma historia que Estados Unidos. De hecho, es uno de los dos grandes países del mundo, junto a China, cuyo historical background es radicalmente el contrario que el de los Estados Unidos. Los rusos tienen una larga historia como estado, pero siempre como siervos. Los norteamericanos tienen una historia corta como nación, pero siempre cien por cien ciudadanos. Por tanto, en comparación con los E.E.U.U. no se le puede exigir a Vladimir Putin gran cosa en el terreno de las libertades individuales en Rusia.

Y sin embargo, sí se le puede exigir en lo que se refiere al engrandecimiento de su nación. En realidad, Putin está demostrando que lo que más le preocupa es hacer que Rusia vuelva a ser considerada una superpotencia mundial. Es lógico, por tanto, que desarrolle una política exterior agresiva en relación con la primera gran superpotencia y que no desaproveche ninguna oportunidad para lograrlo. Por ejemplo, Libia.

En relación con Libia, Putin no puede valorar igual que Obama el alzamiento popular contra la dictadura de Gadafi. Para él Gadafi era un excéntrico y, sí, puede que matara a opositores, pero ¿quién no lo hace?. ¿Es que gobernar no exige sacrificios?. Pero lo que no se puede hacer, desde su punto de vista, es respaldar a los ‘alborotadores’, porque si todas las grandes potencias occidentales hicieran lo mismo en los ‘reinos vasallos’ de la competencia.

Respecto a la muerte de Gadafi… el excéntrico coronel era más amigo de Rusia que de Estados Unidos. Lo mismo que sucede con Siria y Al Assad.

Esa forma de explicar el descontento con las políticas antidemocráticas de sus gobiernos -en base al supuesto ‘apoyo extranjero’ a los opositores- es la misma canción que ya cantó Gaddafi, que hoy tararea Al Assad y que en su día, para quienes lo recuerden, repetía Franco en España sobre los comunistas españoles “a sueldo de Moscú”.

Pero en algo tiene razón: con más o menos limpieza, Putin tiene el apoyo del pueblo ruso. ¿Cómo es posible? Por lo que se señala al principio: no es lo mismo la historia de los norteamericanos que la de los rusos, en cuanto a democracia se refiere. Así, a la mayoría de los votantes de Putin también les importa más la grandeza de su Patria que la libertad de ellos, los patriotas.

By Andrew Osborn, in Moscow via @TheTelegraph

In a ferocious verbal tirade broadcast on state TV that lasted more than four and a half hours, the Russian prime minister made it clear he was determined to return to the Russian presidency next year, scornfully dismissing recent demonstrations against him.
“I know that students were paid some money – well, that’s good if they could earn something,” he said, referring to the biggest protest of its kind since the 1991 fall of the Soviet Union last Saturday…
[…]”Some of my critics are sincere, they must be heard and respected. The rest are pawns in the hands of foreign agents. There are people with Russian passports but who work in the interests of foreign states.”
[…]Last week, he dismissed criticism of the vote by US Secretary of State Hillary Clinton as part of US efforts to weaken Russia, and on Thursday he upped the ante by accusing US special forces of being involved in the killing of deposed Libyan dictator Muammar Gaddafi.
“Who did this?” Putin said. “Drones, including American ones. They attacked his column. Then – through the special forces, who should not have been there – they brought in the so-called opposition and fighters, and killed him without court or investigation.”
[…]Insisting he was inured to and unfazed by criticism, he played down an incident in Moscow last month which saw him publicly booed and insisted he would leave office “within a day” if he ever felt the Russian people did not support him.

Por José Luis del Campo

Add comment