España: Más novedades en el caso ‘Amy Martin’ y el escándalo de la cultura subvencionada (I)

Share

Alguien tendrá que investigar los efectos perniciosos del fenómeno de la cultura subvencionada sobre la cultura libre en España. O allá donde los burócratas tengan el poder de regalar dinero público a sus amistades. Mientras, más novedades y algunas exclusivas en el ‘caso Amy Martin’.

Storified by The Maldito Roedor· Fri, Jan 25 2013 02:03:21

Para quien no esté aún al tanto del caso ‘Fundación Ideas‘, Carlos Mulas o ‘Amy Martin‘, que es lo mismo y que en 24 horas ha pasado a ser ‘trending topic’ en Twitter en el apartado de corrupción y desvergüenza en el mundo de la cultura subvencionada, un primer resumen:

1. Un joven y brillante doctor en Económicas por Cambridge, profesor de la Universidad Complutense y director de la Fundación Ideas, del PSOE, pagó 50.000 euros a una ‘global observer’ misteriosa que firmaba con el pseudónimo de Amy Martin, a razón de 3.000 € por artículo más IVA, 0,16 cts. por carácter. 
2. Entre los empleados de la Fundación Ideas se rumoreaba que Amy Martin era un pseudónimo del propio Mulas y el periodista Carlos Segovia, de El Mundo, descubre el escándalo el día 23 en su artículo “La fabulosa Amy Martin“.
La fabulosa Amy MartinLa Fundación Ideas del PSOE pagó 50.000 euros por diversos artículos a una presunta escritora llamada Amy Martin cuya marca comercial y l…
Venga cachondeo ABC: La mujer del destituido director de Ideas dice que ella es Amy Martin: http://m.abc.es/espana/20130124/abci-falsa-columnista-mulas-201301241011.htmlGabriel Pita
La esposa de Mulas dice ser Amy MartinLa escritora Irene Zoe Alameda afirma ser la articulista fantasma que le ha costado el puesto al director de la Fundación IdeasLa autora …
La pareja de Mulas afirma ser la articulista Amy MartinLa escritora Irene Zoe Alameda, no ha podido soportar la polémica generada después de que se descubriera que su pareja sentimental había …
3. Descubierto el asunto, las explicaciones de Carlos Mulas no pueden ser más torpes: Aseguró no conocer personalmente a la autora a quien pagaba tan espléndidamente y resulta que era su esposa o pareja o ex una de las dos cosas; las facturas contra Ideas las emitía la agencia Casanovas & Lynch, que representa a Irene Zoé Alameda, socia de Mulas en la sociedad común Storylines; esta empresa registró la marca Amy Martin, cuyo logotipo diseñó la propia Alameda.
Amy Martin fue registrada como marca comercial de Storylines Projects SL con fecha 6 de abril de 2011Joseluis Calvillo
4. Jesús Caldera, ex-ministro de Trabajo y vicepresidente de Ideas, destituye a Mulas y le exige la devolución de más de 50.000 y 60.000 euros, aunque también dice que “no hay nada ilegal“.
5. Mentira tras mentira, el siguiente paso es la aparición de la hasta entonces fantasmagórica ‘global observer‘ que lo mismo escribe del cine en Nigeria, que de la crisis de la Eurozona o la central nuclear de Fukushima. Y aparece con un largo comunicado en el que da su versión de los hechos. Una vez que comprende que el escándalo no hay quien lo pare, no antes.
6. Esa versión es la siguiente: reconoce que es o ha sido pareja o esposa de Carlos Mulas aunque está “separada físicamente y sentimentalmente” (sic); a pesar de ser pareja o ex-pareja de Carlos Mulas hasta 2009, sostiene que comenzó a colaborar con ‘Ideas’ sin que éste lo supiera ni sospechara nunca que Amy Martin era su ex. Mulas dijo que sólo la vió una vez, pero debía estar tan cambiada, que no la reconoció; afirma que los artículos realmente se escribieron pero que está dispuesta a devolver el dinero que cobró ella y no Mulas. 
RT @AlbireoX: Estoy leyendo el comunicado de "Amy Martin" y me parece maravilloso que aproveche para recomendarte su próxima novela.The Maldito Roedor
@irenezoealameda: Mi próxima novela, Warla Alkman, libro del año de la editorial Edhasa! Artículo en El Mundo http://buff.ly/10CIuPHThe Maldito Roedor
7. El resto del comunicado es una explicación de la génesis del personaje Amy Martin (que encima es una persona real ex-compañera suya), recreado como Warla Alkman, protagonista de su novela de próxima aparición pero que ya es Libro del Año en la editorial Edhasa (según su tuit del 12 de enero), sin haber sido puesto a la venta. Suceso tan extraordinario que hay que contrastar. Al hacer una búsqueda en autores en la web de Edhasa, el buscador dice que la misma no ha dado ningún resultado. 
Pero durante unas milésimas de segundo sí aparece. Entonces, si se mira el código fuente, se descubre que sí estaba pero han aplicado a Zoé Alameda el viejo ritual de la ‘Damnatio Memoriæ‘, intentando borrar su rastro aunque de modo un poco chapucero y a toda prisa. Como se podrá apreciar comparando el código con el de la siguiente autora, se ve que existía, quizás hasta hoy mismo, información sobre Zoe Alameda, que ha sido borrada (ver el nombre y luego el vacío entre comando de break <br> y los de fila y columna de la tabla y compararlo con el texto entre esos comandos correspondiente a la autora siguiente, Maria Teresa Cantero. El flashazo se debe a que la tabla no se ha corregido bien, quizás porque exigía recomponer del todo el código y el programador oficial de Edhasa a lo mejor no estaba. Las prisas.
Amy Martin, aka de Irene Zoé Alameda, borrada de la web de la editorial Edhasa chapuceramente, el informático no estaba http://pic.twitter.com/etZ1qRqJThe Maldito Roedor
Y en este momento cabe preguntarse: ¿no será todo esto una desafortunada campaña de promoción de la novela premiada antes de aparecer pero que a lo mejor ya no aparece, o sí y entonces la campaña puede ser un gran éxito?

El culebrón cultural no acaba ahí. En estos días algo vertiginosos para los lectores -Bárcenas, la metedura de pata de El País que ha revolucionado Venezuela, Amy Martin…- pero sobre todo para los protagonistas, se van sabiendo más detalles, cosas, que enriquecen el retrato de esos personajes de la troupe cultural de los partidos, de privilegiados expertos en el drag and drop y que por tanto saben de todo y cobran por ello, más que nada por la costumbre tan hispánica del enchufe.
Fenómeno del enchufismo que analiza Ramón Cotarelo, el catedrático e ideólogo de la izquierda y autor, entre otros muchos libros, de aquel “La Conspiración: el golpe de estado difuso“, en el que el autor consiguió dotar de un marco político e ideológico a aquel temporal de denuncias de corrupción en la prensa que acabó aupando a un mediocre Aznar al poder en 1996.
Palinuro: Amy Martin y la política del enchufe permanenteEl caso de la Fundación Ideas toma rasgos carpetovetónicos clásicos. En la entrada anterior, Ideas de casquero, Palinuro decía: Pero qued…
Un informe señala q el perfil periodístico español es mujer, joven y mileurista, aunque hay excepciones como Amy Martín (3.000 € por pieza)Elisa Castro
Por José Luis del Campo (enlace a la entrega II)

Add comment